Evitar pensar en el pecado

Evitar pensar en el pecado
Cualquier acto que el ser humano quiere realizar, sin duda antes de realizarlo piensa y tiene la intención de hacerlo. Uno de los preparativos para cualquier acto que queremos ejecutar sea bueno o malo, es meditar sobre éste.
Cuando el ser humano piensa en el pecado, en realidad está preparando dentro de sí mismo el terreno para realizar esa falta.
Existe una narración del Mensajero de Dios (s) que dice: “Aquél que piensa en demasía en el pecado, involuntariamente se ve arrastrado por éste”.
En realidad pensar en el pecado es colocarse en el declive del pecado; las tentaciones incrementan y el ser humano involuntariamente cae en éste.