Ayuda a los necesitados

 
 Hishâm Ibn Sâlim cuenta que el Imâm As-Sâdiq (P) procedía de la siguiente forma:
“Por las noches llevaba sobre sus hombros un saco lleno de pan, carne y dinero, y lo repartía entre los necesitados de Medina, sin que ellos lo reconocieran. Cuando el Imâm falleció y no hubo quién los ayudase, entonces entendieron que el desconocido era este grandioso hombre”